10 de octubre de 2005

SonyEricsson P990i el terror de las operadoras




La pesadilla habitual entre los altos ejecutivos de las operadoras de telefonía móvil es la unión en sagrado matrimonio del móvil y las conexiones inalámbricas WiFi. Sólo imaginar un dispositivo de estas características debe de producirles nauseas, picores en todo el cuerpo y una molesta sensación de que el modelo de negocio tradicional de la telefonía está cambiando y ellos no tienen muy claro hacia dónde se dirige.

El miedo de las operadoras es la única razón que justifica la ausencia de terminales con WiFi en el mercado. Hay algunas excepciones, pero se cuentan con los dedos de una mano. Ni siquiera los fabricantes de agendas electrónicas se atreven a lanzar un modelo que descontente a Telefonica, Vodafone y compañía. Imaginemos, por un momento, que un usuario pudiera poner un programa de voz IP como Skype en su teléfono y entrase en el área de cobertura de una red inalámbrica. ¿El resultado? Llamadas gratis, o muy baratas, por las que la operadora no vería ni un duro. No mola.

El P990i es una mezcla de agenda electrónica y teléfono que viene, además, con una cámara de dos megapíxeles, Bluetooth, radio FM, reproductor de música y vídeo, teclado QWERTY y por supuesto WiFi. Vamos, que lo tiene todo. Es UMTS —es decir, tercera generación- y soporta videollamada. La memoria interna es de 80 MB pero puede ampliarse con tarjetas Memory Stick Pro DUO. Sony Ericsson ha vuelto a confiar en Symbian para el sistema operativo y ha añadido un navegador web de Opera que puede funcionar en modo apaisado.

Estará disponible a principio de 2006. Aún no hay precio fijado aunque, evidentemente, no será un terminal barato. Su peso 155 gramos y mide 114 x 57 x 25 mm.