12 de febrero de 2009

Los operadores y sus permanencias.



No se vosotros pero si yo me compro un coche no tolero que me obliguen a repostar durante 18 meses en Repsol, Cepsa o BP (iré a la que yo elija cada vez que tenga que llenar el deposito) al igual que si compro un lavavajillas tampoco me entraría en la cabeza que me exigiesen usar Calgonit, Fairy o Carrefour durante dos años o de que para usar mi nuevo Televisor LCD me obliguen a contratar Ibedrola, Endesa... durante un año o no me lo venden, entonces ¿por qué permitimos que al comprar un teléfono móvil o al contratar el ADSL nos obliguen a firmar 6,12,18 o 24 meses con dicha compañía?.

Todo esto viene a santo de la noticia que anuncia que Telefonica distribuirá en exclusiva el HTC Dream (el móvil de Google) en España, ya no es por el hecho de que sea telefonica (a la que hay que admitir que tengo una tirria especial) sino el hecho de que tengas que elegir entre ella o ella para adquirir dicho aparato.

Ya me dolió en su día que se hiciesen con la exclusividad del iPhone 3G y posteriormente del Nokia 5800 XpressMusic (los dos primeros meses), me molesta el hecho de que solo Vodafone venda la Blackberry Storm como para aguantar que el móvil de la empresa que defiende la "libertad" por encima de todo solo lo puedas adquirir atándote X meses a un operador de telefonía movil.

Y la mayoría me responderéis: pues no lo compres, no firmes con ellos!; eso hago os responderé yo, pero creo que en un país en el que existe el libre comercio deberían perseguirse este tipo de acciones, no digo que una empresa no pueda hacerte una oferta atractiva y a cambio hacerte firmar una exclusividad con ellos, pero si que el estado obligue a que también exista la posibilidad de comprar dicho aparato electrónico libre de fábrica y que tu ya hagas lo que te de la gana con él (como se hace en otros países de la UE como Bélgica, Francia o Italia)

Una vez más el triste dicho se hace realidad: "Spain is different"

Entradas relacionadas: